Dialogo empantanado en propuesta gubernamental de levantar tranques para la libre circulación del pueblo

Política

Redacción La Verdad

Dd5vaMjVMAAx-enEl Dialogo Nacional se empantanó hoy (miércoles 23 de mayo 2018) en la propuesta del Gobierno de Nicaragua de levantar los tranques para la libre circulación del pueblo, el derecho a la libertad, los derechos humanos, los derechos a la realización del libre comercio, por el derecho a la vida (que pasa por un abastecimiento normal de lo alimentos.

La parte de los protestantes considera que “los tranques”, es su fuerza, ya que el gobierno (según Luis Sánchez Sancho, comentarista de La Prensa) tiene los poderes del Estado, el ejército y la policía. Se alegó que en los años 90, el FSLN, por palabras del Presidente Ortega, instauró los tranques, con la idea de Gobernar “desde abajo”.

Fundamentalmente los protestantes patinan en la idea de “retomar agenta democrática” presentada a todos los participantes del Dialogo, porque “es punto toral de esta dialogo”.

Báez habla de “grave acusación contra los obispos”

El obispo Auxiliar de Managua, Monseñor Silvio Báez, consideró que en “la agenda aparecen cuatro puntos coincidentes de las partes. Deseo añadir algo más, en respuesta al canciller Moncada, que en cuatro ocasiones lo ha dicho, una cada vez y la otra un poco más suave: esto no es un golpe de Estado, es una grave acusación contra la comisión episcopal…”.

Consideró “que un golpe de Estado, es la toma del poder político, de un poder repentino y violento de parte de un grupo de poder  o en modo ya violento vulnerando la legitimidad institucional”.

“Hablando a nombre de los obispos: Aquí hay una crisis política, en Nicaragua, que nosotros, como comisión mediadora hemos seleccionado la vía institucional, en sintonía con la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA) y en sintonía con la Constitución Política de Nicaragua”, indicó Báez.

“En segundo lugar: la vía pacífica, salvado, por en encima de todo: la paz. En tercer lugar: estamos siendo coherentes con el objetivo que los obispos decimos a este dialogo cuando lo aceptamos: ir a la raíz del problema político del país, para allanar caminos, para su democratización. Por lo tanto quiero, a nombre de los obispos que esa agenda no es ni parcial ni se trata de ningún golpe de Estado camuflado, como ha dicho el señor Moncada”, aseguró.

También hizo referencia del “goce pleno del derecho a la protesta en Nicaragua. ¿Qué quiero decir con esto?: que la resistencia no violenta, la resistencia pacífica, la protesta pacífica, subrayo, que muchas veces toma el carácter de desobediencia civil, en casos extremos…”.

“En relación con los tranques, habría que delimitar el fenómeno para que sea una protesta pacífica. Ya que se ha citado al Papa Francisco, como obispo, quisiera recordarles que justamente en el mensaje de Papa Francisco, en la Jornada Mundial de la Paz, en el 2017, que llevaba como título: La no violencia, como estilo de política por la paz, el Papa, en sintonía con la mejor tradición de la iglesia, reconoce la protesta no violenta, como un medio para conseguir la paz. Esa es la no violencia, practicada con decisión y coherencia, ha conocido resultados impresionantes” comentó el obispo auxiliar de Managua.

“Aquí me parece que el problema no es tranque o no tranque sino violencia o no violencia, el respeto a la protesta pacifica, hay que asegurarlo, bajo ciertas condiciones, se podría dialogar. Pero el Gobierno tiene que aceptar: que aquí hay una crisis política de país”, dijo.

A manera de conclusión dijo que “la intensidad de la protesta va depender de los avances que den en la democracia”.

El tranque no permite circulación: eso es violencia

mesa-de-dialogo-2-750x500Por el gobierno respondió al obispo Báez, el diputado Edwin Castro, en el sentido de que “el tranque que no permite circulación es violencia. Recordemos que la madre de 18 años, que murió precisamente por eso. Recordemos al profesor de Matagalpa, y la zozobra que hay en toda la familia nicaragüense, lo que han dicho los transportistas, los que han dicho los productores, de la aceptación en la vida real de los productores y de las familias nicaragüenses”.

Se dejó claro que “el primer acuerdo de esta mesa de dialogo: tienen que ser la tranquilidad y la normalización. Esas no son protestas pacíficas, esas no son las protestas que habla el Santo Padre. Entonces tenemos que ser coherentes, dejemos a la familia nicaragüense circular libremente, paremos la violencia, garanticemos el empleo, que ya se está perdiendo y entonces hablemos de las transformaciones que quieren del país. Pero no podemos, por ser obedientes con nuestro pueblo, con ese secuestro que se tienen, y no podemos venir a decir, si estamos en una mesa de dialogo, que no tenemos incidencia con ellos, lo que quiere decir que hay que cambiar los actores del dialago, porque si no pueden hacerlo, quiere decir que no tienen representatividad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.