Oscar Pérez: protagonista de una historia de película con un final fatal

AFP

Venezuela confirma la muerte del policía alzado contra el Gobierno de MaduroÓscar Pérez, ex policía, piloto y actor aficionado de 36 años, protagonizó en Venezuela una historia de película cuyo desenlace violento develó este martes el gobierno: murió abatido en un operativo para su captura a manos de las fuerzas a las que antes sirvió.

Declarado como el “criminal más buscado” en el país petrolero, Pérez fue acorralado el lunes en un vasto operativo que dejó otros seis muertos de su grupo y seis detenidos, así como dos policías fallecidos y ocho gravemente heridos, según el informe oficial.

Estuvo unas siete horas sitiado con sus hombres, armados, en una casa en la carretera a El Junquito, unos 25 km al noroeste de Caracas.

Hábil comunicador en las redes sociales, durante el operativo difundió videos en Instagram y Twitter en los que, con el rostro ensangrentado, acusaba a las autoridades de intentar matarlos, pese a estar dispuestos a entregarse.

Su esposa, Dana Vivas, denuncia “una masacre” y organizaciones de derechos humanos alertan sobre una posible “ejecución extrajudicial”, mientras que el gobierno sostiene que las autoridades respondieron a fuego enemigo.

La acción se produjo siete meses después de que el ex policía atacara desde un helicóptero edificios gubernamentales, en medio de una ola de protestas contra el presidente Nicolás Maduro que dejó unos 125 muertos entre abril y julio del año pasado.

Maduro, a quien el ex agente calificaba de “dictador”, aseguró el lunes que Pérez tenía “espeluznantes” planes terroristas.

El hombre del helicóptero

VENZUELA-CAPTURE-PEREZEn un episodio que imprimió un giro espectacular a la crisis venezolana, el 27 de junio Pérez y algunos de sus hombres sobrevolaron Caracas en un helicóptero de la policía científica que llevaba colgado un cartel con el mensaje “350 Libertad”, en referencia a un artículo constitucional sobre la desobediencia civil.

Lanzaron granadas contra el Tribunal Supremo de Justicia y dispararon contra el ministerio de Interior, sin causar víctimas.

Oscar Pérez fue jefe de operaciones aéreas de la Brigada de Acciones Especiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas en Venezuela.

Escoltado por cuatro personajes enmascarados y armados, Pérez exigía en un video en Instagram la “renuncia inmediata” de Maduro y llamaba a la Fuerza Armada a rebelarse.

Desde entonces, publicaba con frecuencia videos en redes sociales, en los que llamaba a los venezolanos a salir a las calles y alzarse.

Pese a estar bajo persecución policial se presentó sorpresivamente, dos semanas después de la acción del helicóptero, en una vigilia por la muerte de opositores en las violentas protestas de 2017.

Carteles de “Se busca” fueron colocados en distintos puntos del país con fotografías de Pérez. Su esposa huyó junto con sus tres hijos a México.

Volvió a las primeras planas en diciembre pasado cuando un comando que dirigió amordazó a militares de la Guardia Nacional y robó 26 fusiles kalashnikov y municiones en Laguneta de La Montaña, población del estado de Miranda (norte). Ante las cámaras, prometía “una guerra”.

‘Muerte Suspendida’

Sus videos se hacían virales con rapidez. Sin embargo, los venezolanos ya habían visto mucho antes la cara de Óscar Pérez.

De ojos azules, con apariencia de estrella de Hollywood, siendo agente protagonizó en 2015 la película ‘Muerte Suspendida’, filme de acción basado en un famoso secuestro de un comerciante portugués en Caracas en 2012.

La acción se produjo siete meses después de que el ex policía atacara desde un helicóptero edificios gubernamentales. Según entrevistas con la prensa, escuchar a un niño en la calle decir que quería ser “un gran pran -líder de delincuentes presos- para tener dinero, mujeres y el respeto del barrio” le motivó a hacer el thriller.

Consultado sobre los ataques de junio de 2017, el director de la película, Oscar Rivas Gamboa, dijo a los medios que un hermano de Pérez fue asesinado para robarle un teléfono celular y que uno de sus hijos fue víctima de un intento de secuestro. Tras esas declaraciones, Rivas Gamboa estuvo detenido unos días.

Pérez fue jefe de operaciones aéreas de la Brigada de Acciones Especiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), con 16 años de carrera en la institución. Había sido también instructor canino, entrenando a cachorros para detectar drogas y explosivos.

Su pasado hizo que líderes opositores pusieran en duda la veracidad de los ataques.

“Hay gente que dice que es un peine -un montaje-, hay gente que dice que es una cuestión real”, aseguró entonces el legislador Julio Borges, quien fue presidente del Parlamento en 2017.

“Dejaremos algo muy en claro a todos los venezolanos (…) NUNCA FUIMOS NI SEREMOS UN SHOW”, señaló en un mensaje de Twitter, justo cuando se producía el operativo que cerró una historia de película que puso en vilo a Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.