ENACAL no preparada ante mezcla en Asososca que causa cortes

Monitoreo

Nacional

JF-750x500Al finalizar la tarde de este viernes, la laguna de Asososca recuperó su tonalidad. Pero el riesgo de repetirse la mezcla de aguas permanece por la incidencia de fuertes vientos, según el experto Salvador Montenegro.

El fenómeno de la mezcla de las capas de agua de la laguna de Asososca ha sido recurrente durante años en Managua. Cada vez que se produce, unos cincuenta barrios de los distritos Dos y Tres se quedan sin agua potable, lo cual podría ser evitado por medio de un proceso de aeración, según el experto en Recursos Hídricos, Salvador Montenegro.

El fenómeno que es conocido como volteo térmico, pero que según el experto Montenegro no existe, porque en realidad lo que sucede es que debido a la velocidad de los vientos, que incrementan al inicio de cada año, se remueve el agua del fondo de la laguna con la capa superior, y por ende el oxígeno se agota, y se producen unos gases tóxicos: metano y el ácido sulfhídrico, que son los causantes del característico “olor a podrido”.

Este fenómeno se repitió el jueves pasado y, según Rosario Murillo, vicepresidenta designada por el Consejo Supremo Electoral, era parcial y hasta ese momento no afectaba el suministro de agua; sin embargo, el viernes explicó que el suministro debió limitarse desde las 3:00 a.m.

Nuevamente, unos cincuenta barrios de los distritos Dos y Tres se quedaron sin agua, pero el mismo viernes, por la tarde, debía ser restablecido el servicio de agua potable porque se esperaba que las condiciones de la laguna mejoraran.

De acuerdo con Lidia Castillo, habitante del barrio Ayapal, vecino de la laguna de Asososca, no habían tenido ausencia de agua potable, pero sí había percibido un olor fétido mientras se tomaba un vaso con agua.

Abigaíl López, habitante del barrio Mirna Ugarte, también cercano a Asososca, explicó, que a eso de las 11:00 a.m. del viernes, estaba recogiendo agua porque en ese momento el suministro mostraba señales de alejarse de las tuberías.

No hay volteo térmico

Montenegro explicó que mientras el viento no es tan fuerte, este solo logra mover la capa de agua de arriba de la laguna de Asososca, pero no tiene la fuerza para mezclar todo el cuerpo de agua, pero cuando la velocidad de este aumenta, logra mezclar capas más profundas.

Una vez que se homogeneiza toda la columna de agua, desde el fondo hasta la superficie, ocurre un fenómeno: el oxígeno se agota y se agota porque lo consume la parte de abajo, y los gases que estaban mezclados y condensados en la parte inferior logran ir a la superficie y al salir se siente el mal olor, explicó el especialista.

El agua que lleva disuelto esos gases logra llegar hasta las bombas de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) y por eso la población recibe parte de esta agua con el gas mezclado, explicó.

Recomendación desde el año pasado

Sin embargo, Montenegro desde el año pasado había recomendado que Enacal implementara un sistema de aeración, que consiste en inyectarle oxígeno al cuerpo de agua; pero no lo hicieron.

“El tratamiento consiste en aerearlo, oxigenarlo, de manera previa antes de inyectarlo en la tubería de distribución; es un procedimiento muy simple y no tengo información si eso se está haciendo”, expresó Montenegro a LA PRENSA previo a este nuevo episodio con la laguna de Asososca.

De acuerdo con Ruth Herrera, ex presidenta de Enacal, el hecho que se deje de bombear el agua de la laguna de Asososca no solo afecta a los cincuenta barrios que ha informado el Gobierno, puesto que el aporte de Asososca es de 11 millones de galones de agua por día y se conecta con otros pozos de Enacal.

Herrera explicó que el caudal que suministra dicho cuerpo de agua se combina con los pozos de los distritos Dos y Tres y cuando el agua de la laguna no se puede inyectar a la red debido a la afectación por la mezcla de aguas y los gases tóxicos, la presión hidráulica disminuye, y provoca un desorden en el sistema de distribución de agua potable de la ciudad de Managua.

Otro de los temores de Herrera es que debido a la inestabilidad climática, el fenómeno que afecta a Asososca pueda prolongarse por días, pese a que hasta el momento, solo se ha manifestado por cortos períodos o durante un día, y por ello, se ve afectada la población.

Asimismo, explicó que Enacal debería estar preparada para enfrentar este tipo de fenómeno para evitar que se suspenda el suministro de agua potable. La institución tiene la capacidad de poder abrir y cerrar válvulas de otras zonas que se alimentan con otras fuentes hídricas para suministrar el vital líquido a los lugares afectados, y no decirle que se ven afectados por un fenómeno natural, en realidad “están sin agua porque la empresa está siendo negligente y no planificó de qué manera mitigar el fenómeno natural”, aseveró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.