“Músicos tocábamos al tanteo”: reconocimiento a “Chepito Centauro” y Guillermo Guillén

Departamentales

Granada, Nicaragua

Por Augusto Cermeño

IMG_1050El músico granadino Guillermo Ibarra Pasos hace un reconocimiento a músicos granadinos como como Chepito Gutiérrez, conocido en el ambiente artístico como “Chepito Centauro” y al alma y nervio de “Los Duros”, Guillermo Guillén (qdep).

“Yo debo reconocer y mandar un saludo muy cariñoso para Chepito Gutiérrez (Chepito Centauro), Chepito ha sido un gran talento toda la vida, porque Chepe tocó el bajo, la guitarra, tocaba todos los temas de Carlos Santana, y cuando se desbarataron “Los Centauros”, agarró el órgano y tocó el órgano. Era un gran talento” valoró Ibarra.

Chepito Centauro (Derecha) conversando con Augusto Cermeño

Chepito Centauro (Derecha) conversando con Augusto Cermeño

Considera que si Chepe se ha ido a países más desarrollados, hubiera hecho un gran trabajo, “como Chepito Áreas, como un Guillermo Guillén. Hubiera hecho lo que yo, poner en alto el nombre de Granada, Pero Chepito se fue a Venezuela, pero la música la dejó para dedicarse a estudiar y actualmente da clases de no sé qué cosa”.

Tocaban “al tanteo” con acordes naturales

Hablando de los músicos de antes (años 60 y 70, del siglo XX), dijo que “tocábamos al tanteo, con acordes naturales. Y así tocábamos música de Los Ángeles Negros, de Carlos Santana y las cumbias famosas, porque Nicaragua ha sido cumbiero, toda la vida”.

Considera que antes, en su tiempo, era difícil encontrar “un pianista clásico, como esta señora, Arlene Hajin Lian (norteamericana), con muy buena educación musical. Pero cuando llegó a Costa Rica, quiero nombrar a otro granadino, que ha figurado mucho, que se llama Alejandro Moraga, con el bajo. Todas, la mayoría de las orquestas, y con el mejor cantante, tiene un arreglista que se llama Frank Zapata y está Paquito Navarrette (qepd) y unos grandes pianistas”.

Guillermo Guillen, el primero, de izquierda a derecha.

Guillermo Guillen, el primero, de izquierda a derecha.

Habló de Guillermo Guillen, quien era el alma y nervio de Los Duros, siendo uno de los pocos músicos granadinos de la modernidad, que tenia educación musical, lo que debe a su preparación en el seno de los salesianos, donde aspiró a ser sacerdote, pero no concluyó dicha carrera religiosa.

Esta realidad hace pensar a Guillermo en una mejor educación musical, para comenzar a leer las partituras, “porque cuando vos sabes leer las partituras, se te abren mejor las puertas de la música”. Valora que en Granada, en el medio artístico musical “hay mucha ignorancia”, y dice con mucha pena que “todavía músicos tocando al ra, fa y les da pereza agarrar un partitura musical, que es lo más lindo, porque después de que vos de aprendes el tema con la partitura musical, vos podes meter cositas tuyas también”.

“Yo toqué con una orquesta donde había que leer todos los papeles, y había que leer de la A a la Z, porque sino estabas de acuerdo, era problema, donde habían hasta 14 músicos, músicos más jóvenes que uno, egresados de la universidades de Costa Rica, donde les enseñan a leer bastante música, y uno no se puede quedar atrás”, comentó Ibarra Pasos.

Dijo que “por medio del internet, ayuda mucho, con los tutoriales. Uno, por medio del internet, los grandes pianistas, como Daysi Corea, han dejado lecciones, que las posiciones armónicas, todo lo referente a la música, hablan, lo ponen en Youtube y uno puede avanzar. El que no aprende es porque que no quiere”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.