El joven nicaragüense Vicente Rojas, de los mejores del mundo en esgrima

Monitoreo

Deportes

b742318a5be87dfc8bf09c1f7fd5726dLa vida de Vicente Rojas se resume en dos actividades: sus estudios y el esgrima. En 2012 se enamoró de esta disciplina, que no es muy común en Nicaragua y cuya indumentaria completa supera los 2,000 dólares. Recientemente hizo historia al lograr medalla de bronce en la VI Copa del Mundo Juvenil-Espada Masculino y Femenino Individual de esgrima, que se desarrolló a principios de noviembre en el Palacio de los Deportes Carlos “El Famoso” Hernández, en San Salvador (El Salvador).

El esgrima, que tiene sus orígenes en Europa, es un deporte de combate en el que se enfrentan dos contrincantes que deben intentar tocarse con un arma blanca, en función de la cual se diferencian tres modalidades: sable, espada y florete. Rojas, de 19 años, comenzó en la selección nacional en la categoría infantil y ahora pertenece a la juvenil. A pesar de su corta edad ha ganado un puesto en la selección mayor por su calidad de atleta.

“El esgrima me ha hecho comprender lo difícil que es la vida de un atleta, de colgarse una medalla y lo bonito que es hacerlo, pues es un premio por tu entrenamiento. Una vez mi entrenador me dijo que  las medallas se ganan acá, a las competencias solo las vamos a traer”, relata.

Fue en el colegio capitalino Modesto Armijo Lozano donde descubrió sus habilidades en este deporte y en el club Batahola Sur se educó en esta disciplina, que lo ha llevado por campeonatos panamericanos y los preolímpicos de San José, Costa Rica, en 2016. En este último quedó en el puesto 13, de 15 rivales.

Su viaje a Bulgaria

Rojas, un joven delgado de piel canela, mesurado y seguro al hablar, viajó en marzo de este año hasta Bulgaria, a una base de entrenamiento. Llegó ahí por una invitación que obtuvo tras ubicarse en el sexto lugar en la Copa del Mundo 2016, realizada en El Salvador.

“Estuve todo un mes y eso me ha servido para los Juegos Centroamericanos Juveniles porque quedé de segundo a nivel centroamericano. Luego seguimos preparándonos y hace tres fines de semana se realizó la Copa del Mundo en El Salvador y gracias a Dios obtuvimos un tercer lugar”, comenta.

No fue fácil –reconoce- pues se enfrentó a atletas de países como Brasil y Gran Bretaña para llevarse la medalla de bronce. “Yo fui el tercero a nivel individual y para ello tuve que hacer asaltos con personas de Estados Unidos, El Salvador, cuyo atleta entrena en el extranjero, y contra él fue que disputé la medalla mundial y obtuvimos una victoria de 15 por 11, nos metimos al medallero, ahí el primero fue un muchacho de Brasil, luego Gran Bretaña, Bélgica y después yo (Nicaragua)”, explica.

El nicaragüense se ubica en el puesto 25 del ranking de la Federación Internacional de Esgrima Juvenil, en el que están 500 atletas. Ascendió 87 lugares con la medalla conseguida. Es el cuarto mejor en Latinoamérica.  “Eso nos motivó para seguir entrenando y darlo todo para los juegos, donde esperamos tener medallas y hacer bueno cada asalto, y si hacemos bien las cosas los resultados van a salir solitos”, asegura.

Metas

Estudia tercer año de Ingeniería Civil en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y sabe tocar guitarra, “pero la vida de un atleta es de la universidad al entrenamiento y luego la guitarra”.  De padres jinoteganos, Rojas dice que es importante no conformarse. Añade que solo así logrará ubicarse entre los 10 mejores del mundo. “Si yo me lo creo lo lograré. Lo alcanzaré entrenando más y haciendo caso a mis entrenadores y perfeccionando cada detalle”, puntualiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.