Profesor Torres se fue a la eternidad, a la diestra del Señor

Obituario

Granada, Nicaragua

Augusto Cermeño

19989742_10155379126668956_149832287655341752_nEl Profesor Adolfo Torres Mendoza, marchó hacia la eternidad, y estamos seguros que en vida se ganó un lugar a la diestra del Señor, trabajando sin descanso en los procesos de evangelización, cumpliendo con Dios, la Virgen María y nuestro señor Jesucristo. Vivió una vida sana y saludable, al lado de su familia, criando y educando a sus hijos e hijas y velando por su comunidad.

Era un hombre integral, modesto, humilde, dando gran parte de su existencia a Dios, a la comunidad y la familia. Procreó 4 hijos con doña Miriam Ríos de Torres: Adolfo, Francisco, María José y Liliam de Los Ángeles, todos Torres Rios.

1107-144726Las honras fúnebres se dieron el lunes 10 de julio (2017), la vela, y el martes 11 la misa en la Iglesia de Xalteva, en donde concurría a todas las misas de semana, dedicando tiempo al Señor y tiempo para la diversión en familia, algo que disfrutaba intensamente. Mucho frecuentaba las fiestas patronales de los pueblos de la cuarta región, siendo parte del disfrute familiar las fiestas hípicas.

El profesor Torres fue maestro e inspector del Colegio Diocesano, y dedicó parte de su tiempo a la comunidad, llamando a los programas que de manera asidua escuchaba y participaba con sus comentarios constructivos dirigidos a corregir hechos que afectan la seguridad de las comunidades, así como el desgrane de sugerencias, pautas a seguir para las autoridades y la comunidad.

1107-155148Enviamos nuestra muestra de pesar a la familia Torres Ríos, a los hijos y nietos del profesor Adolfo Torres Mendoza. El martes 11 de julio a las tres de la tarde fue la misa, concelebrada, en la iglesia de Xalteva, saliendo el cortejo fúnebre a eso de las 4: 15 de la tarde. Torres Mendoza fue acompañado hasta su última morada por miles de amigos y amigas. Los restos mortales del profesor Torres pasaron, como diciendo adiós al resto de la familia en la calle El Consulado, la casa de la familia Torres Mendoza.

Que Dios le de un lugarcito en el cielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.