La Virgen de Fatima, Lucía dos Santos y los niños

Tomado de Wikipedia

18451501_1312745268779252_3025757118131361951_oLúcia de Jesus Rosa dos Santos, más conocida como Sor Lucía (Aljustrel, Portugal, 22 de marzo de 1907 – Coímbra, Portugal, 13 de febrero de 2005), fue una monja católica portuguesa perteneciente a la Orden de las Carmelitas Descalzas y también una de las más famosas videntes, junto a sus primos Francisco y Jacinta Marto, de las apariciones de Fátima, donde el 13 de mayo de 1917 dijeron haber visto a la Santísima Virgen María en la llamada Cova da Iria, donde hoy se levanta un importante Santuario mariano.

La niñez y el milagro

Jacinta_marto_lucia_santosLúcia de Jesus Rosa dos Santos nació en Aljustrel, en el seno de una familia muy humilde, hija de António dos Santos y María Rosa Ferreira. Desde muy pequeña tenía encargada la función del pastoreo de ovejas, que solía realizar en compañía de otros niños y, habitualmente, de sus primos Francisco y Jacinta Marto.

El 13 de mayo de 1917 dijeron haber visto a la Virgen en la llamada Cova da Iria, y los días posteriores, hasta el 13 de octubre, se reunieron en el lugar miles de personas para ser testigos de dichas apariciones. Estas apariciones estuvieron precedidas, según se cuenta, de la aparición de un ángel durante 1916 en la cueva “Loca de Cabeço”. En el transcurso de dichos actos se afirma que la Virgen María reveló a los tres niños tres mensajes, conocidos como los tres misterios de Fátima.

Lúcia y Jacinta escucharon los mensajes de la Virgen; Francisco solo la veía y se enteraba del mensaje por boca de Lucía, que le recomendó rezar el Rosario y depositó en ella los tres misterios mencionados. Estos eran: el final de la Primera Guerra Mundial (1914-1918), la muerte prematura de sus primos, Francisco (1908-1919) y Jacinta (1910-1920), la conversión de Rusia, que señalan que ocurrió con la desintegración de la URSS en 1990, y el tercer y mejor guardado secreto que se dice es la predicción del intento de asesinato de Juan Pablo II en 1981.

Ingreso en el convento

18403216_1312757968777982_4227327130210914365_nEn 1921, con 14 años de edad y 4 años después de los hechos de Fátima, ingresó en el colegio de las Hermanas Doroteas en la localidad de Vilar, cerca de Oporto, y en 1928 se trasladó al convento de esta orden en Tuy, Pontevedra (Galicia, España), y luego al convento que la orden tenía en la ciudad de Pontevedra, donde en 1925 se le volvió a aparecer la Virgen.1 En 1946 volvió a Portugal y en 1948 decide ingresar en el Carmelo de Santa Teresa de Coimbra en régimen de clausura, profesando votos al año siguiente.

18447601_1312763868777392_732414468635394945_nAllí moriría en el 2005, a la edad de 97 años, siendo muy contadas sus salidas al exterior. Durante su estancia en el convento, afirmó haber visto apariciones de la Virgen e incluso de Jesús, en las que recibió la Promesa de los Primeros Sábados, la Visión de la Trinidad y la petición de la consagración de Rusia. Una de las contadas veces que salió del convento fue para entrevistarse con el papa Juan Pablo II y comunicarle el tercer misterio.

Recibió sepultura en el cementerio del Carmelo de Santa Teresa, en Coímbra, donde pasó enclaustrada sus últimos 46 años después de haber tomado el hábito religioso carmelita con el nombre de Hermana María Lucía de Jesús y del Inmaculado Corazón O.C.D.. Según su voluntad, al año (el 19 de febrero de 2006) sus restos fueron trasladados a la iglesia del Santuario de Fátima, para descansar allí junto a los de sus primos.

El 13 de febrero de 2008, el cardenal José Saraiva Martins anunciaba el inicio de la Causa de beatificación.2

Su obra

18424117_1312747452112367_4161079069493896553_nSor Lucía escribió dos obras: sus Memorias y los Llamamientos del mensaje de Fátima.

Mensaje de Fátima en el cine y la televisión

El Mensaje de Nuestra Señora de Fátima también ha sido llevado al cine y la televisión para darlo a conocer a todo el mundo; ya sea representando las apariciones de la Virgen a los niños: Lucía, Francisco y Jacinta, o a través de documentales que presentan investigaciones que constatan y relatan los hechos acaecidos en Cova da Iria (Cueva de Iría), lugar que hoy se ha convertido en el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, localizado en Fátima, perteneciente al municipio de Ourém, en Portugal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.