Recortan presupuesto de “Hambre Cero”

Monitoreo

Nacional

Yajaira Hernandez.El programa Hambre Cero, que ha sido insignia de la lucha contra la pobreza del gobierno de Daniel Ortega, sufrió un fuerte recorte en su presupuesto de este año y también fue reducida la cantidad de familias a ser beneficiadas con este programa.

Al Programa Productivo Alimentario (PPA) o Hambre Cero en 2017 se le disminuyeron 136.5 millones de córdobas.

El presupuesto aprobado para el 2017 a ese programa es de 348.33 millones de córdobas, reflejando una reducción del 28.16 por ciento respecto a los 484.87 millones de córdobas que recibió el año anterior, refleja el Presupuesto público.

Lea también: 12,000 familias fuera de Hambre Cero

Hambre Cero inició en 2007 y está orientado a familias en condición de pobreza, lideradas por mujeres a las que se les entrega en concepto de bono productivo, estimado en dos mil dólares, que incluye aves de corral, cerdas, una vaca y alimentos para los animales, y se complementa con asistencia para enseñarles a crear granjas y ser auto sostenibles financieramente.

En 2017 además de la reducción de los fondos a Hambre Cero, se redujo en 16,971 el número de familias campesinas del PPA, con respecto a la cantidad del 2016.

El año pasado entraron al PPA 50,000 familias de escasos recursos, pero en 2017 la meta es de 33,029 familias, refleja el Presupuesto estatal.

Funcionarios no aclaran

El Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (Mefcca) y el Gobierno central no han aclarado por qué se destina menos presupuesto a este programa, y tampoco se ha explicado si su modelo de financiamiento a las familias será modificado, como se conoció extraoficialmente.

“No sé nada, no tengo idea. Vayan a preguntarle al Gobierno”, respondió José Figueroa, vicepresidente de la Comisión de Producción de la Asamblea Nacional, cuando se le consultó sobre si el PPA será cerrado o modificado.

UNAG y Canavem dicen no conocer si hay cambios

Dirigentes de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos de Nicaragua (UNAG) y de la Cámara Nicaragüense de Avicultura y Especies Menores (Canavem), consultados por LA PRENSA, dijeron desconocer si habrá cambios en el esquema de entrega a los beneficiarios y el mecanismo de pago a los proveedores del bono productivo alimentario.

Sin embargo, Léster Sáenz, de la Cooperativa Avícola de Masaya (Copamasa), confirmó que durante el acto oficial de lanzamiento del programa realizado la semana pasada, en el Parque Nacional de Ferias, se mencionó la introducción del mecanismo de financiamiento “para las mujeres protagonistas” del programa.

“Pero a nosotros como proveedores solo se nos dijo que en las próximas semanas vamos a ser convocados para notificarnos el método que usaremos para entregar el bien a las protagonistas y recibir nuestro pago como proveedores del programa”, detalló Sáenz.

El socio de Copamasa confía en que este nuevo cambio, igual que el realizado el año pasado, siga mejorando el mecanismo de funcionamiento de Hambre Cero al que el año pasado le entregaron unas 45,000 gallinas a través de un bono canjeable en el banco.

“En los primeros años solo los grandes productores o comerciantes eran proveedores y servían de intermediarios con nosotros y nos retrasaban muchos meses los pagos porque con nuestro dinero hacían otros negocios. Pero ahora aunque seamos pequeños productores podemos ser proveedores y el trámite se ha facilitado mucho porque el año pasado íbamos a las ferias y ahí entregábamos las aves y las protagonistas nos entregaban el bono que luego cambiábamos en el banco”, explicó Sáenz.

Y añade que prefiere esperar para conocer el nuevo mecanismo, ya que el año pasado cuando se anunció el pago a través del bono canjeable sintieron temor porque había que ir al banco pero al final todo funcionó muy bien.

Menos beneficiadas

El Marco Presupuestario de Mediano Plazo 2017-2020 donde las instituciones gubernamentales estiman sus programas y políticas, refleja que el número de familias en situación de pobreza a ser beneficiadas por Hambre Cero seguirá disminuyendo.

El Mefcca estableció en ese documento que entre 2018 y 2020 serán 25,000 familias en situación de pobreza las que anualmente atenderá Hambre Cero, a pesar que el presupuesto al programa se aumentaría levemente los siguientes años, con respecto a la partida del 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.