Ex Jefe Narco afirma que negoció con hermano del presidente de Honduras

AP/AFP

000_MM0A7-750x500 (1)Antonio “Tony” Hernández, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se reunió con un ex líder del cartel de “Los Cachiros” y le prometió que conseguiría fondos del gobierno para pagar a una empresa del cartel usada para lavar dinero si a cambio recibía sobornos, testificó el narcotraficante este jueves.

Devis Leonel Rivera Maradiaga, exlíder del cartel de “Los Cachiros”, realizó el señalamiento durante una audiencia judicial en el caso de Fabio Porfirio Lobo, hijo del ex presidente hondureño Porfirio Lobo Sosa.

Fabio se declaró culpable el año pasado de asociación delictiva para traficar cocaína a Estados Unidos.Rivera Maradiaga testificó que el gobierno hondureño debía dinero a Inrimar, una empresa tapadera que servía para lavar recursos generados por el narcotráfico y que el expresidente Lobo le aconsejó crear.

Hernández, dijo Rivera Maradiaga, iba a conseguir dinero público para aliviar la deuda que la administración tenía con la empresa y, a cambio, pedía un soborno.

“Tony nos iba a ayudar a pasar un dinero a Inrimar, que se nos debía”, dijo el narcotraficante que se encuentra preso en la actualidad y que colaboró con la agencia antidrogas estadounidense de 2013 a 2015, antes de declararse culpable en 2016 de asociación ilícita para traficar droga y de cometer asesinatos, entre otros cargos.

El narcotraficante testificó que grabó la reunión con Hernández, aunque no especificó la fecha en que ésta ocurrió. Explicó que la reportó a las autoridades estadounidenses con las que colaboraba.

La semana pasada, Rivera Maradiaga testificó que pagó miles de dólares al ex presidente Lobo a cambio de asistencia para llevar a cabo operaciones de tráfico de drogas. Lobo rechazó las acusaciones del narcotraficante, quien afirmó que incluso se reunió con el ex mandatario.

Rivera Maradiaga además mencionó a varios funcionarios hondureños que supuestamente también le ofrecieron protección, entre ellos, el actual ministro de Seguridad General, Julián Pacheco, quien negó la acusación desde Honduras.

El jueves, Rivera Maradiaga insistió en sus señalamientos del ex presidente Lobo y dijo que éste “cumplió su promesa” de no extraditarle ni a él ni a su hermano Javier durante su presidencia.

Lea además: Honduras define a candidatos presidenciales

Destacó además que el ex mandatario “puso a su hijo como interlocutor para protegernos”. El narcotraficante aseguró la semana pasada que sobornó en varias ocasiones a Lobo y a su hijo con cantidades que en total superaron los 600.000 dólares antes y después de que se convirtiera en presidente.

Los supuestos pagos ocurrieron entre 2009 y 2013. En un momento, afirmó que tuvo una reunión con Lobo y que poco después se entregó a su personal de seguridad una maleta con unos 300.000 dólares para el ex mandatario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.