Tres muertes en menos de 24 horas en accidentes de tránsito

Monitoreo

Sucesos

Accidente1“Mi pierna, por favor, sáquenla”, gritaba Ada Fabiola Vargas Tapia, desde la ventana de un bus ruso que cubre la ruta 164 y que quedó incrustado en un contenedor de concreto para depositar basura en la pista El Dorado, en Managua.

La noche del martes, después del accidente, los médicos dijeron a los familiares de la joven de 29 años que le daban siete por ciento de probabilidades de vida. A los pocos minutos falleció.

Junto con ella, otras ocho personas resultaron lesionadas en el accidente provocado por un conductor de bus.

La tragedia se registró a las 9:06 p.m. del martes, según quedó registrado en las cámaras de un vehículo que transitaba por ese lugar

Rescatistas sacaron a la joven de entre la chatarra del bus y la trasladaron grave al Hospital Roberto Calderón. La joven Vargas Tapia regresaba de su trabajo, un puesto de comida rápida, ubicado en Ciudad Jardín.

Fabiola Tapia manifestó que el martes su hija cumplió su primera quincena en ese trabajo y pretendía poner su renuncia ese mismo día, porque no estaba asegurada y no la habían contratado, ya que la tenían en un mes de prueba.

Además, el lugar no prestaba las condiciones laborales, incluso, si quedaba alguna pieza de pollo, le tocaría pagar el producto, entre otras incomodidades.

La joven prometió llevarle pollo esa noche a su niña, quien cumplirá 5 años el próximo mes. La pequeña se quedó esperando a su mamá en el barrio Ariel Darce, pues tenía la costumbre de llegar entre las 8:30 y 9:00 p.m.

Según doña Fabiola, al percatarse que eran las 10:00 de la noche, empezaron a llamar a la tablet de su hija, pero ella no respondía.

Después de las constantes llamadas, finalmente un ciudadano respondió y les dijo que la joven había tenido un accidente.

“El médico me explicó que iba a pasar a Cuidados Intensivos porque su pelvis estaba desbaratada, los órganos estaban destrozados, la sangre estaba ácida, contaminada, el nivel de azúcar lo tenía alto”, explicó la adolorida madre.

“Yo solo le pedía a Dios que si me la iba a dejar así, mejor que se la llevara”, agregó doña Fabiola.

Inicialmente se creía que la joven estaba embarazada, pero su progenitora afirmó que por los daños que sufrió en sus órganos esta se apreciaba inflamada.

La Policía de Tránsito determinó que el conductor del bus placa M 0329, Danny Moisés Vicente Ramírez, de 26 años, circulaba en dirección norte a sur en el carril izquierdo y desatendió la luz roja del semáforo.

Eso provocó que impactara contra la parte delantera del carro placa M 144 250, el cual era conducido por Francisco Javier Tórrez López, de 45 años.

El bus continuó su trayectoria hacia el sur y se salió de la vía hacia el lado oeste, donde está ubicado un contenedor de concreto para depositar basura. Producto del encontronazo ambos conductores resultaron heridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.