Curiosity envía una preciosa postal del montañoso paisaje marciano

La imagen muestra una parte del territorio que el robot de la NASA va a recorrer en el futuro

De Miguel Artime

Curiosity_Rover_Snaps_Stunning_Mountain-2846cb20ae8500af0bf8475912ccda76Imagen captada por el Rover Curiosity el pasado 9 de septiembre de 2105. (Crédito imagen: Space.com).

Desde que el robot Curiosity de la NASA llegó a Marte en agosto de 2012 no ha parado de generar noticias. Su masa, similar a la de un auto, se mueve lenta pero segura por las colinas que rodean al Monte Sharp, de 5,5 kilómetros de altura, desde septiembre de 2014, tomando por el camino instantáneas tan impresionantes como la que ilustra este post, tomada el pasado 9 de septiembre de 2015 y hecha pública esta semana. La imagen, que bien podría confundirse con un paisaje del Far West estadounidense, muestra una impactante postal del relieve montañoso del planeta rojo.

En realidad, lo que más fascina de la foto es saber que el Curiosity recorrerá en el futuro esos terrenos escapados, ascendiendo colinas lenta y mecánicamente bajo las órdenes del equipo del JPL que controla el proyecto desde Pasadena, California. Uno de los responsables, el científicoAswin Vasavada, confesó al ver la foto: “no pudimos evitar enviar una postal a todos aquellos que siguen el viaje del Curiosity desde sus hogares“.

Al fondo de la imagen, a unos 3,2 kilómetros de la posición del Curiosity, se aprecia un risco rico en hematita, un mineral formado por óxido de hierro. Más allá de ese risco, se aprecian antiguas colinas que contienen minerales arcillosos, y detrás de esas colinas se ven cerros ricos en minerales de sulfato. Para los técnicos de la NASA, la mineralogía cambiante de las capas que se aprecian en el Monte Sharp, sugiere la existencia de un cambio medioambiental en las etapas primigenias de Marte, aunque todo ello relacionado con la exposición al agua que se dio hace miles de millones de años.

a7043f0ea2a7a1114af97310c78d5abaEl rover Curiosity en suelo marciano. (Crédito: NASA).

En la actualidad el Curiosity se encuentra en una parte de las laderas bajas del monte Sharp dominadas por la arena, una zona a la que el equipo llama Stimson Unit. El pasado 29 de septiembre el robot empleó su sonda perforadora en una roca llamada ‘Big Sky’, a la que produjo un agujero de 6,5 centímetros del que extrajo polvo para su análisis. El instrumento CheMin (Analizador de Química y Mineralogía) abordo del Curiosity, se encargará de realizar ese análisis la semana que viene.

Aswin Vasavada afirmó que en la roca ‘Big Sky’, encontraron por fin la roca ordinaria de arenisca que estaban buscando. Además, se da el caso de que muy cerca existe otra roca de arenisca con aspecto de haber sido alterada por fluidos, probablemente aguas freáticas con otros compuestos químicos disueltos. El equipo espera poder perforar también esa otra roca en las próximas semanas, y comparar sus resultados con las analíticas de ‘Big Sky’. Con ello tratarán de comprender los cambios que se produjeron cuando ambas rocas se formaron.

Hasta el momento el Curiosity ha agujereado y tomado muestras de ocho rocas en Marte. Cinco de estas operaciones se han realizado en la base del Monte Sharp.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.