Brigada médica de Alabama cumplió 15 preciosos años de apoyo humanitario a los granadinos


Granada, Nicaragua
Sábado 15 Febrero 2014
Augusto Cermeño
 
Dr. Jarquin, doctor Vargas (centro) y don Jaime Saenz en un dia de trabajo de la brigadaIniciamos esta crónica con ungracias amigos norteamericanos de la brigada médica de Alabama, por esos preciosos 15 años de apoyo médico humanitario a Granada y otras comunidades nicaragüenses.
 
Gracias estimado hermano, Doctor Rodolfo Vargas, gran promotor e impulsor de tanto derroche de solidaridad, solidaridad que viene de más allá de nuestras fronteras.
 
Como medio de comunicación responsable, convencido del sustancial aporte de los médicos, enfermeras, técnicos, traductores y donantes de medicinas, entre otros, no podemos hacer más que dar nuestra gratitud porque amamos nuestro país, a nuestra gente y todo lo que venga por el bienestar de los granadinos, de los nicaragüenses, es como si llegara a nuestro propio hogar.
 
Médicos gringos de Alabama ¡Welcome Granada forever! Es lo menos que podemos decirles para mostrarles gratitud a estos seres humanos que llegan dándolo todo a cambio de nada. Ellos ponen todo: sus pasajes, sus gastos de estadía, sus conocimientos profesionales, su experiencia médica y hasta el agua que se toman.
 
En este sentido nos dio algunas referencias el doctor Rodolfo Vargas, quien fue abordado por LA VERDAD en la Clínica Alabama, parte del proyecto médico humanitario que logró atraer a su ciudad natal el doctor Vargas.
 
Todos los años, la Brigada Médica de Alabama, llega en la primera semana de febrero y cada año logran reunir entre 25 y 30 médicos, lo que viene a sumar un total de 70 a 80 personas, incluyendo enfermeras y voluntarios de apoyo.
 
Muchos voluntarios nicaragüenses
 
El doctor Vargas, destacó el aporte que dan al trabajo de la Brigada Médica de Alabama, los voluntarios nicaragüenses, “que nos ayudan muchísimo y son muy valiosos, son parte integral del equipo con que trabajamos”.
 
De Nicaragua, se unió a la brigada el médico masayense, doctor Armando Jarquín, quien reside en Estados Unidos en la ciudad de Caty, suburbio de Houston, Tejas. El otro médico nicaragüense que se unió a la brigada de Alabama es el doctor Cristian Machado, leader de cardiología.
 
Machado ejerce cardiología en Detroit, con la Universidad de Michigan. El doctor Vargas explicó que ante la masiva demanda de por problemas en los ojos, las cataratas, han optado por realizar cirugías de ojos, “en vez de hacer ortopedia”.
 
“En ortopedia beneficiábamos a 10 ó 15 personas que le poníamos una rodilla. En Oftalmología nosotros hacemos 60 a 70 cataratas, 15 trasplantes de córneas. Somos los únicos que traemos trasplantes de córneas y hacemos cirugía plástica del musculo de los ojos para los pacientes que le decimos bisquitos, que tienen estrabismo”, manifestó el galeno granadino norteamericano.
 
Dijo que ya no hacen ortopedia, no hacen ginecología, por lo que se han decidido por dar atención a mayor cantidad de pacientes en dos salas de oftalmología.
 
Apoyo del doctor Leandro Chamorro
 
Medcios de la Brigada de Alabama, en la Clinica atienden pacientesLocalmente son apoyados por el doctor Leandro Chamorro, la doctora Johana Ramírez, de Granada, quien lleva pacientes en la clínica de ojos del hospital Amistad Japón Nicaragua.
 
Muchos de los pacientes llegan a la clínica Alabama, en calle Corrales, donde el licenciado Mario Fernández “los refiere al doctor Chamorro o a la doctora Ramírez para que los valoren y los pongan en la lista de los que van a ser operados”.
 
Sobre los resultados, el doctor Vargas, habló de no menos de 50 cataratas, 13 a 15 córneas (trasplantes), 10 a 15 niños con estrabismo. En Odontología hicieron unos 100 casos de cirugía oral. En gastroenterología, donaron equipo para hacer endoscopías, por boca y rectal; para hacer las colonoscopía, de los que se hicieron de 30 a 35 casos.
 
Casos de endoscopía atendidos para salvar vidas
 
El doctor Vargas habló de “muchísimos beneficios para miles de personas”, dijo que muchos de los casos de endoscopia fue “para poner unas bandas que son para prevenir que las várices esofágicas sangren. Eso salva vidas, porque las várices esofágicas pueden sangrar y la persona se puede morir…”.
 
Indicó que “en pediatría vimos unos 500 a 600 niños. Antes veíamos más, pero con las atenciones en muchos centros de salud, del SILAIS, la Clínica Alabama que funciona todos los días, de lunes a viernes, donde ven muchos niños, por lo que los padres ven innecesario ir a competir con un montón de gente en el hospital”.
 
Pacientes diabéticos bajo estudios especiales de hemoglobina glicocilada o hemoglobina 1-C
 
El doctor Vargas hizo referencia a la atención a los diabéticos, los que han sido sometidos a estudios especiales de hemoglobina glicocilada o hemoglobina 1-C.
 
Ese estudio, en Estados Unidos “a precio de costo vale como 15 dólares por cada estudio. Trajimos 250 aparatitos para el estudio. Es una hemoglobina que nos da una idea de cuál ha sido la glucosa por los últimos tres meses. Este es un servicio que se da en la Clínica Alabama”.
 
Dijo que “muchos de los pacientes se fueron a sus casas con un aparato para hacer sus exámenes de azúcar, con las tiritas para hacer los exámenes. Se fueron con sus medicinas que les sirven, por lo menos, por un mes”.
 
La Clínica Alabama mantiene la entrega gratuita de medinas a los pacientes, que son donadas por la American Nicaragua Fundatión (ANF), que “nos da el soporte constante, una donación de medicinas y les agradecemos muchísimo”.
 
También dio gratitudes a otros laboratorios, como Laboratorios CEGUEL y otros laboratorios que en el momento el doctor Vargas no logró recordar. “Pero si tenemos mucha gente que nos ayuda, porque ayudar no cuesta nada, porque la gran mayoría de las cosas que nosotros damos las recibimos, nos las dan…”, manifestó Vargas.
 
En la Clínica Alabama estuvo atendiendo el doctor Jarquin, el doctor Wellison, especialista en medicina interna, especialista en alergias, quien “ayudó a muchísimas personas que tienen problemas bronquiales, de asma, debido al abundante polvo en el ambiente”.
 
Además, atendió un internista, hematólogo-oncólogo. Vargas desconoce cuántos pacientes con cáncer fueron atendidos, pero está seguro que se hizo trabajo especializado en este tema.
Vargas da gracias a Dios de que “todo ha salido bien, por el espíritu y el interés de las personas que vienen de los Estados Unidos y por la tremenda colaboración que tenemos localmente. Todo el mundo es importante de los que nos ayudan, cada quien tiene una misión, cada quien tiene una posición asignada. Don MarioFernandez es quien se encarga de asignar las posiciones, en combinación con doña Francis Owens, en los Estados Unidos…”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.